Juan Diego Castro - Júrisis
50596
page,page-id-50596,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,edgt-core-1.1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor-ver-1.8.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_with_content,width_370,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
JUAN DIEGO CASTRO

JUAN DIEGO CASTRO

Fundador de JÚRISIS. Es su primer director y ocupa ese cargo desde el año 2000. Ejerce como abogado litigante. Incorporado al Colegio de Abogados de Costa Rica el 3 de mayo de 1979.

Realizó sus estudios en la Universidad de Costa Rica. Licenciado en Derecho y notario público desde 1979. Obtuvo su especialidad en Ciencias Penales, en 1984, en el primer grupo de posgrado en Derecho que graduó esa misma universidad. Doctorando en Mediación Educativa en la Universidad de La Salle. Fundador de Asociación de Ciencias Penales de Costa Rica.

Ha participado en cursos especializados, congresos y seminarios en el país y en España, Italia, Austria, Argentina, Uruguay, Chile, Perú, Colombia, Ecuador, Panamá, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, México, Estados Unidos, Trinidad y Tobago, República Dominicana y Aruba.

Ha dedicado su carrera como abogado litigante a la atención de procesos penales y civiles relacionados con delitos empresariales, delitos ambientales, fraudes inmobiliarios, delitos informáticos, delitos contra la propiedad intelectual, delitos contra el honor, delitos financieros, accidentes de tránsito y mortuales conflictivas; así como a la docencia y a la investigación científica.

Como abogado le ha correspondido atender cientos de casos en los Tribunales de Justicia en toda Costa Rica, representado exitosamente a las víctimas y a las empresas ofendidas.

Desde los inicios de su vida profesional, muchos de los litigios en los que ha participado han sido cubiertos por los medios de comunicación colectiva y la opinión pública lo conoce por su seriedad, su rigor profesional, su excelente oratoria y sobre todo como defensor acérrimo de los derechos de la víctimas.

Fue el pionero de la informática jurídica en Costa Rica. Fundador y Vicepresidente de la Federación Iberoamericana de Derecho e Informática 1984, en Santo Domingo, República Dominicana. Publicó su libro “Juristas y Computadoras” en 1991. Fue el primer abogado costarricense en estudiar el delito informático (Revista Judicial 41, 1987). Ha participado como conferencista y ponente en la mayor parte de los Congresos Iberoamericanos de Derecho e Informática, celebrados en Europa y América Latina.

Como catedrático por la Universidad Autónoma de Centro América (1994) y por la Universidad Escuela Libre de Derecho (2000), se dedicó durante dieciocho años a la enseñanza del Derecho Penal General y la Criminología. Desarrolló el “Algoritmo del Delito en el Derecho Penal Costarricense” para explicar los presupuestos de la punibilidad a sus alumnos y a sus colegas; introdujo el estudio de la Victimología en la enseñanza del Derecho en Costa Rica. Fue el pionero de la “Oratoria y estrategia forense”, con sus seminarios y talleres a nivel universitario.

Ha publicado más de cincuenta artículos sobre temas de Derecho Penal, Derecho Procesal Penal, Criminología, Delincuencia y Periodismo, Victimología, Informática Jurídica, Enseñanza del Derecho, Derecho Médico y Derecho Informático.

Desde 1987 ha participado como conferencista en casi todas las Jornadas Medicina Legal, que se celebran anualmente en nuestro país. Fundador de la Asociación de Derecho Médico de Costa Rica y durante varios años impartió la clase de “Mal praxis médica” y “Ética Ciudadana” a los nuevos profesionales que se incorporan al Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica.

Fue Ministro de Seguridad Pública y de Gobernación y Policía, de mayo de 1994 a julio de 1996. Impulsó la promulgación de la Ley General de Policía, encabezó la reorganización y el fortalecimiento de la Fuerza Pública, combatió la corrupción y el desorden en esos ministerios, propuso importantes reformas al Derecho Penal y Procesal Penal, se opuso abiertamente a la politiquería, se enfrentó a la delincuencia y presidió el GAFIC (Puerto España, Trinidad y Tobago) dedicado a la lucha contra el lavado de activos.

Fue Ministro de Justicia y Gracia, de 1996 a 1997, encargándose directamente de reorganizar el Registro Nacional, enfrentar la corrupción e imponer sistemas de control y prevención de los fraudes registrales.

Fue Presidente del Colegio de Abogados de Costa Rica, entre el 2000 y el 2002, electo por la mayor cantidad de votos obtenidos hasta entonces por quienes se habían postulado para ese cargo. Encabezó la lucha contra la corrupción universitaria, señaló a los que graduaban licenciados en Derecho en año y medio, impulsó el proyecto de ley de examen de incorporación a los colegios profesionales, reorganizó la fiscalía, fortaleció las áreas académica y de incorporaciones, impidió el desperdicio de los recursos, impulsó la construcción del edificio académico e propició la reforma del derecho contravencional costarricense.

Juan Diego Castro es consultado constantemente por sus colegas, por estudiantes de Derecho que investigan para sus tesis y por periodistas de muchos medios de comunicación, sobre temas jurídicos, criminológicos, dde política criminal y victimológicos.

Juan Diego Castro dirige JÚRISIS, su más importante empresa, fundada con sus alumnos y fortalecida con todos sus socios y colaboradores, a quienes sigue entrenando como excelentes juristas y como abogados que a diario levantan en una mano la balanza de la Justicia y en la otra el nivel de la ética y la técnica, emblemas de JÚRISIS, para brindar a sus clientes un servicio eficiente y de la más alta calidad profesional.

Noticias

Suscribase a nuestras noticias y recíbalas directo en su correo

Correo Electrónico